Artrosis

Es un proceso de tipo degenerativo que puede aparecer en cualquier articulación, sobre todo si soporta carga o uso excesivo. Las articulaciones más frecuentemente afectadas son las rodillas, caderas y dedos de las manos y pies. En las zonas donde aumenta la presión se produce una mayor degeneración articular.

OsteofitosisEl proceso comienza con un deterioro del cartílago articular que protege las superficies óseas del roce, luego se van produciendo pequeños picos óseos (osteofitos) en las zonas de tracción ligamentosa y finalmente aparecen pequeñas geodas o cavidades en la superficie ósea, con el paso del tiempo la articulación se deforma.

Localización

En la columna el proceso tiene dos localizaciones. En el cuerpo vertebral, la deshidratación de los discos aumenta la fricción entre las superficies ósea y aparecen osteofitos, que junto al disco deshidratado y ensanchado va ocupando espacio, hacia la cavidad medular o hacia los recesos laterales. La otra localización es en las carillas articulares interapofisarias, pudiendo dar lugar en la región cervical a uncoartrosis y en la lumbar a un síndrome facetario.

Causas de la artrosis

Es un proceso hasta cierto punto natural, relacionado con el envejecimiento. Sin embargo, en determinadas circunstancias el proceso degenerativo es precoz, por sobreuso, alteración de la alineación articular o incluso por predisposición genética.

Consecuencias de la artrosis y tratamiento

Las consecuencias son variables, dependiendo de la localización. Se manifiestan por dolor e incapacidad funcional. El tratamiento  en determinadas articulaciones como caderas y rodillas es quirúrgico y con muy buen pronóstico. En manos cursa a brotes y se puede tratar con técnicas no invasivas con resultado variable. En la columna tiene unas características muy particulares que requieren un enfoque muy específico.

Compartir...