fbpx

El deporte de alto rendimiento requiere una enorme exigencia tanto física como psicológica. En este contexto una patología como la escoliosis puede representar un inconveniente en la consecución de marcas y títulos deportivos. Hoy queremos mostraros casos de lucha y superación personal contra esta patología.

escoliosis deportistas

Historias de superación personal

En primer lugar queremos hablar de la mejor nadadora española de la historia. La 4 veces campeona de Europa y campeona del mundo Mireia Belmonte tiene hasta 4 medallas olímpicas entre las que destaca un oro. Sin embargo, fue precisamente la escoliosis el principal motivo que le empujó a acercarse a la natación. La piscina le cautivó desde que a sus 4 años el médico le recomendara la natación como terapia para tratar de contener el aumento de sus curvas. Hoy en día aún debe revisar su espalda periódicamente, sin embargo la escoliosis no le supone una barrera en su éxito. Un caso similar al de Michael Phelps que con 23 oros olímpicos y 26 veces campeón del mundo también hizo frente a esta patología para poder desarrollar su potencial.

Por otra parte, Usain Bolt, uno de los mejores velocistas de la historia con un palmarés de hasta 8 oros olímpicos y más 11 victorias en campeonatos mundiales, vio como durante su adolescencia su espalda comenzaba a desarrollar una escoliosis. Sus comienzos como deportista estuvieron marcados por las lesiones y numerosas crisis de dolor lumbar y ciática. Desde pequeño había soñado con ser campeón pero su espalda no podía soportar tan duras jornadas de entrenamiento.

usain bolt escoliosis

En esta foto tomada por la espalda se puede observar la escoliosis de Usain Bolt 

El campeón no esconde su problema, en alguna entrevista ha reconocido su escoliosis y las dificultades derivadas de la misma hablando abiertamente de ella. Según sus propias palabras “la escoliosis no es tan grave como parece”, pero como por su trabajo puede generarle problemas se esfuerza para mantenerla a raya.

En todos estos casos los ejercicios correctivos y preventivos así como el fortalecimiento de la musculatura dorsal y lumbar forman parte fundamental del entrenamiento de estos atletas. Llevar una vida normal, sin dolor y practicando deporte es posible a pesar de la escoliosis.

Resultados de la Búsqueda: 8 Campeones con escoliosis: superar el dolor de espalda es posible
  1. Hola es muy esperanzadora esta nota mi niña de 11años fue diagnosticada con una escoliosis severa gracias a dios conseguí que me atiendan en el hospital de niños de Córdoba que es uno de los mejores de mi país pero no logre poder quedarme tranquila tras la charla q tuve con el profesional donde me explico q por mas q mi hija valla a un osteopata y rpg ( reconstrucción postural global) puede q sea desperdicio de tiempo y dinero porque durante todo su desarrollo puede q las curvaturas sigan su rumbo, julia hace gimnasia artística donde su impacto es fuerte por los saltos desde las asimétricas y barras eso me preocupaba pero el dr dice q siga q su columna es muy flexible y ella tiene un peso de su cuerpo q no le afectaría, sali de allí muy confundida su escoliosis es lumbar de 35 grados q se desarrollo de golpe en un año .

    • Hola Lorena, nos alegra poder ayudarte. En nuestra experiencia, las intervenciones sobre escoliosis en niños adolescentes (en periodo de crecimiento) suelen dar bastante buen resultado.Tenemos varios casos clínicos publicados en este mismo blog que muestran que con ayuda de un corsé y el programa de ejercicio adecuado se puede conseguir una reducción de las curvas escolióticas. Te dejamos los dos enlaces a continuación:
      Escoliosis lumbar: un caso práctico
      Un caso práctico de escoliosis en adolescentes

    • Hola Lorena,

      Después de leer tu nota, no he podido contenerme de escribir algunos datos que he vivido en primera persona: en la actualidad tengo 48 años con una escoliosis diagnosticada desde los 13, empecé con 36 grados también muy deprisa. Me colocaron varios corsés que no frenaron la evolución de la curvatura. Los médicos sólo apostaban por una intervención que, en aquella época los resultados no estaban garantizados. Mis padres me llevaron a un osteópata, con 15 años dejé el corsé y, con mucho trabajo de fortalecimiento de musculatura en gimnasio y natación con una buena técnica, conseguí mantener la desviación y sin ningún dolor. Incluso durante mi embarazo, cada mes iba a una quiroprática y con un control exhaustivo de mi peso y practicando natacion, todo fue fenomenal. Así que os animo que sigais con las terapias que está haciendo tu hija y que no deje nunca de practicar deporte. Un abrazo desde Barcelona!

  2. Hola. Me atrevo a escribirles ya que mi hijo es marchísta desde hace cuatro años (actualmente tiene 19 años), hace dos le detectaron escoliosis pero fue hasta el termino de la temporada pasada que le comenzó a dar problema un dolor en la parte del gluteo mismo que afecto para que tuviera mejor ranking como juvenil, se estuvo tratando con fisioterapéutas y se le hizo una resonancia en donde se observa que no se está afectando ningún nervio pero ahora en septiembre que comenzó la preparación para la temporada, comenzó nuevamente el dolor. En cuestión médica para los atletas aquí en México estamos muy mal, solo pude atenderlo un especialista de la CONADE si ya es reconocido como atleta, por tal motivo me atrevo a preguntarles si saben de algún centro de atención especializado en la ciudad de México para que podamos atender a mi hijo de este problema. Mucho agradeceré la información. Gracias

  3. HOLA BUENOS DÍAS !!! EL ARTICULO ES MUY INTERESANTE Y EN VERDAD NECESITO ORIENTACIÓN, EL DÍA DE AYER LE DIAGNOSTICARON A MI HIJA DE 13 AÑOS ESCOLIOSIS Y DE INMEDIATO SE INICIO CON LAS TERAPIAS. PERO EL DOCTOR LE RECOMENDO SOLAMENTE REALIZAR PILATES Y NATACIÓN Y MI CHAPARRITA PRACTICA AL REDEDOR DE 4 HORAS DIARIAS DE DEPORTES DESDE MARCHA OLÍMPICA, GYM CON BAJO PESO 3 DÍAS A LA SEMANA, 2 DÍAS VOLEIBOL Y POR 5 AÑOS PRACTICO FLAMENCO DE UNA MANERA SEMIPROFESIONAL Y EN OCASIONES TIENE PRESENTACIONES . QUE DEBO DE HACER ME URGE TENER CONOCIMIENTO DE COMO APOYAR A MI CHAPARRA EN LA FORMACIÓN DEPORTIVA .

    • Hola Yamina, en primer lugar la práctica de actividad física regular es un hábito saludable que debe tratar de mantener y potenciar. Por otra parte, durante la adolescencia tienen una buena ventana de oportunidad para afrontar la escoliosis y deben aprovechar esta etapa de crecimiento para tratar de minimizar y mejorar la progresión de las curvas.
      El tratamiento habitualmente suele constar de realización de terapia física (ejercicios) y uso de corsé. Sin embargo, los programas de entrenamiento aplicados a pacientes con escoliosis no puede limitarse a ejercicios genéricos (como natación o pilates), sino que deben se programas de ejercicio específico adaptados a las necesidades de cada paciente de forma individual. Para ello es importante ponerse en manos de un profesional que pueda ayudar en el proceso.
      Para finalizar le recomendamos que lea las siguientes entradas en las que hablamos sobre la escoliosis y su tratamiento en la adolescencia:
      Escoliosis
      Tratamiento de la escoliosis en la adolescencia
      Escoliosis en adolescentes: objetivos a conseguir
      Escoliosis lumbar: un caso práctico
      Esperamos que esta información le sirva de ayuda. Un saludo.


[Arriba]

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir...