fbpx

Sabemos que los diferentes tejidos del cuerpo se adaptan a las cargas y estímulos a las que los sometemos. Por ejemplo, es conocido que ejercicios con impacto, como el running, son beneficiosos para la salud de nuestros huesos ya que promueven la osteosíntesis (formación de hueso). De igual forma, el tejido muscular requiere de los estímulos adecuados para mantenerse en óptimas condiciones.

Tenemos un amplio conocimiento de las cargas que son potencialmente dañinas para nuestros discos intervertebrales y sin embargo, no se conocía que determinados ejercicios provocan estímulos beneficiosos para los discos. Incluso se afirmaba que estos estímulos positivos para los discos no eran probables en humanos.

correr discos intervertebrales

¿Es posible que el ejercicio beneficie a nuestros discos intervertebrales?

Para tratar de responder a esta pregunta la ciencia se ha basado hasta ahora en estudios con animales y modelos que reproducen las características del disco intervertebral. Los resultados de estas investigaciones apuntaron a que era posible que ciertos tipos de carga sobre el disco tuviesen efectos beneficiosos sobre el mismo. Por ejemplo, al poner a roedores a correr sobre una cinta se había observado una adaptación positiva de sus discos intervertebrales. Sin embargo, extrapolar estos resultados a los humanos resultaba problemático y no existía evidencia de beneficios del ejercicio sobre las propiedades del disco humano.

Recientemente un artículo en la prestigiosa revista Nature ha abierto el camino a la investigación en este ámbito al observar una hidratación y contenido en proteoglicanos (estructuras encargadas de atraer y retener el agua) significativamente mayor en corredores que en personas no deportistas.

Hidratación discos intervertebrales

Fuente: Adaptado de Belavý, D. L., Quittner, M. J., Ridgers, N., Ling, Y., Connell, D., & Rantalainen, T. (2017). Running exercise strengthens the intervertebral disc. Scientific Reports, 7, 45975.

Como puede observarse en el gráfico, al analizar un indicador del estado de hidratación y contenido de proteoglicanos del disco, el grupo de no deportistas muestra un valor significativamente menor que los de corredores.

No todo ejercicio vale

A pesar del descubrimiento, no todo tipo de ejercicio tiene la capacidad de producir estos beneficios. Parece existir un rango dentro del cual las cargas o estímulos del ejercicio sobre el disco serán positivos. Por el contrario, fuera de dicho rango los estímulos no serán efectivos o incluso podrían llegar a ser perjudiciales.

estímulos discos intervertebrales

Caminar deprisa o correr despacio (~2m/s) entra dentro del rango óptimo de estímulo mientras que caminar más lento no llega a producir beneficios significativos. Por otra parte, correr deprisa se encuentra por encima de este rango.

Estos resultados representan la primera evidencia en seres humanos de que el ejercicio puede ser beneficioso para los discos intervertebrales. Además, refuerzan la idea de que los protocolos de ejercicio específicos pueden mejorar las propiedades del material discal en la columna vertebral. En definitiva, la dosis apropiada de movimiento es sinónimo de salud para tu espalda.


Belavý, D. L., Quittner, M. J., Ridgers, N., Ling, Y., Connell, D., & Rantalainen, T. (2017). Running exercise strengthens the intervertebral disc. Scientific Reports, 7, 45975.
Resultados de la Búsqueda: 12 Correr fortalece tus discos invertebrales
  1. buenas noches tengo hernia central,colitis ulcerativa, y me han descubierto que tengo discopatía degenerativa l3- l4 y artrosis se puede correr, toda la vida e sido atleta.

  2. Hola, tengo una hernia discal cervical C5-C6 con compresión del nervio Izquierdo del pulgar. Tengo un leve adormecimiento y soy runner de baja velocidad. He empezado a correr de nuevo luego de 1 mes de reposo. Un neurocirujano me indicó que debo de operarme pero no estoy convencido y quiero agotar todas las alternativas conservadoras antes. Me recomiendan que siga corriendo y vaya en paralelo a fisioterapia? La hernia discal se regenera o solo se puede impedir que empeore sin operar? Puede ayudarme la glucosamina? Gracias.

  3. Hola, aquí se habla sobre caminar o correr, pero quisiera llamar la atención sobre otro deporte: La bicicleta. ¿Qué tipo de relación hay entre este deporte y la espalda, sobre todo refiriéndome a la zona lumbar y a la deshidratación de los discos?. Y otra cuestión: Se habla mucho de ejercicios específicos y adaptados a las circunstancias personales, pero ¿de la mano de que tipo de profesional se puede obtener una correcta rutina de trabajo?. Muchas gracias.

    • Hola Juan, muchas gracias por tus preguntas. Como comentamos en el texto estos descubrimientos son relativamente recientes y nos invitan a pensar que ciertos estímulos de tipo mecánico (como los generados por el ejercicio) favorecen el correcto mantenimiento y regeneración discal. Sin embargo, que nosotros conozcamos no se han estudiado las adaptaciones del disco intervertebral a nivel de hidratación en ciclistas. En cuanto a la segunda cuestión que planteas, nuestra recomendación es que se trabaje de forma multidisciplinar desde la medicina, la fisioterapia y la ciencias de la actividad física de modo que se opere en conjunto con el objetivo de resolver el complejo problema que muchas veces resulta el dolor de espalda.

  4. ¿Y cuanto ya existe una protrusión o una hernia, está desaconsejado correr?

    • Muy buena pregunta Francisco. Como hemos explicado en el artículo el estímulo que provoca la carrera sobre los discos resulta beneficioso para los mismos y favorece el mantenimiento de una adecuada hidratación. Además, la musculatura de nuestra espalda absorbe parte de la carga sobre los disco protegiendo de esta forma la columna. Por tanto ¿se puede correr si existe una protrusión o hernia? si, de hecho muchos de nuestros pacientes lo hacen. Sin embargo, en aquellos casos en los que exista dolor puede ser necesario un periodo de inactividad deportiva temporal durante el cual será necesario optimizar la acción protectora de la musculatura mediante un programa de entrenamiento dirigido a fortalecerla que a su vez ayudará a reducir los síntomas. A continuación se podrá retomar la carrera de forma progresiva.

  5. Buen día,
    Tengo 35 años y el año pasado me percate de una lesión en la espalda al practicar baloncesto, en ese momento mis piernas se paralizaron y caí al piso, tuve un dolor intenso en la espalda y me hice una resonancia magnética y resulto que tengo discartrosis, hernias discales en L4-L5 y L5-S1, con radiculopatia bilateral en L5 y artrosis facetaria.
    El medico me recomendó bajar de peso (5KG) y me indico que podía ejercitarme, sin embargo he tenido muchas dudas al respecto ya que aunque ya no he tenido crisis como la de hace 1 año, el dolor en la espalda moderado se presenta cuando tengo actividad física ya que regularmente no realizo actividades deportivas, la pregunta es la siguiente es recomendable empezar a correr para ejercitarme y que otros ejercicios serian los adecuados para evitar una cirugía y reducir los malestares en la espalda.

    Gracias por su información.

    • Hola Ernesto, en efecto permanecer activo es importante. Sin embargo empezar a correr no es la mejor opción para el tratamiento del dolor de espalda. Es necesaria una evaluación física completa que determine los ejercicios de fortalecimiento del tronco adecuados para su caso en concreto y una correcta progresión en los mismos. Con ello el dolor de espalda se reducirá progresivamente y podrá volver a realizar su actividad deportiva favorita.

  6. Para aquellas personas jovenes ( digamos menores de 55 años por decir ), que tienen cierto achatamiento en los discos, cuyas RX lo demuestran, por la prox de las vertebras, es conveniente o tiene algun efecto regenerativo este tipo de ejercicio ? no digo paciente con hernia discal sino aquel que por sus años y o uso indebido o falta de fortalecimiento muscular haya llegado al punto degenerativo del disco.

    • Muy buena pregunta Gustavo. Parece ser que si, los resultados de la investigación que citamos apuntan a que, con el estímulo apropiado (caminar rápido o correr lento), se pueden mantener o mejorar el estado de hidratación de los discos intervertebrales. Sin embargo, a pesar de lo alentador de estos resultados, existen numerosas cuestiones por aclarar para crear una evidencia científica sólida al respecto. Este estudio representa un primer paso en la comprensión de los potenciales beneficios del ejercicio sobre los discos intervertebrales.
      Saludos.


[Arriba]

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir...