fbpx

La columna vertebral se compone por 33 vértebras divididas en 5 regiones diferenciadas: 7 vértebras cervicales, 12 torácicas, 5 lumbares, 5 fusionadas formando el sacro y 4 constituyendo el coxis. Pese a que todas las vertebras poseen un diseño y unos elementos básicos y comunes se observan variaciones en la configuración de la estructura vertebral en las diferentes curvas de la columna. Por ejemplo, las vértebras aumentan de tamaño desde la región cervical a la lumbar y luego disminuyen de nuevo desde el sacro hasta el coxis. Esto se debe a las demandas funcionales particulares de cada región.

Sin título 2

Vértebras cervical, torácica y lumbar

Las curvas de la columna

El significado funcional de las curvas de la columna vertebral responde a un proceso de adaptación del raquis a las exigencias mecánicas creadas por el mantenimiento de la postura bípeda.  La columna vertebral de un feto consiste en una única curva primaria de convexidad posterior. El resto de curvas (secundarias) se desarrollarán durante la infancia como resultado de la adaptación del esqueleto a la bipedestación.

curvas de la columna

Las curvas de la columna, en especial las secundarias como la lordosis cervical y lumbar, actúan como mecanismo compensador proyectando el centro de gravedad hacia delante y desempeñando un papel asegurador de la estabilidad. Sin embargo, como consecuencia, la columna vertebral en bipedestación se verá sometida a fuertes presiones que hacen que las regiones lordóticas sean presa de múltiples procesos patológicos.

Además, se ha observado que la resistencia de una columna que presenta curvas es significativamente mayor a la de una columna recta. Por tanto, el raquis humano presenta una mayor resistencia que el de los cuadrúpedos que presenta una sola curvatura.


Viladot, R., Cohi, O., & Clavell, S. (1989). Ortesis y prótesis del aparato locomotor. Columna Vertebral.
Resultados de la Búsqueda: 2 ¿A qué se deben las curvas de la columna vertebral?
  1. Qué significa la S en la curvatura de la espalda?

    • Hola Isabel, como explicamos en el texto la forma en “S” de la columna es provocada por pasar de andar a cuatro patas a mantenernos sobre las dos extremidades traseras. Gracias a esa forma de la columna podemos mantener el equilibrio sobre dos piernas.


[Arriba]

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir...