fbpx

En el periodo de gestación se producen multitud de cambios que pueden influir sobre la aparición del dolor de espalda y la ciática. El dolor generalmente comienza en el segundo o tercer trimestre y casi la mitad de las mujeres que lo desarrollan continúan teniendo dolor 1 año después. Por ello, si conocemos los cambios a los que el organismo es sometido podremos actuar sobre algunos de ellos y mejorar el dolor y la calidad de vida de la mujer embarazada.

dolor de espalda y ciática durante el embarazo

Causas del dolor de espalda y la ciática durante el embarazo

Múltiples factores fisiológicos pueden contribuir al dolor de espalda y la ciática durante el embarazo. No obstante, la hipótesis más plausible detrás del desarrollo del dolor de espalda y la ciática durante el embarazo es una combinación de factores hormonales y biomecánicos.

Factores hormonales

Durante el embarazo se produce un aumento de la producción hormonal. Destacan especialmente la relaxina, la progesterona y el estrógeno cuyo incremento resulta en un aumento de la laxitud articular.

Por ejemplo, la relaxina es una hormona que aumenta desde el comienzo del embarazo y alcanza su punto máximo al final del primer trimestre para permanecer constantemente elevada hasta el parto. Ciertos estudios han demostrado que aquellas mujeres que experimentaban un dolor lumbar más incapacitante tenían la mayor cantidad de esta hormona. El estrógeno por su parte potencia la sensibilidad del receptor de relaxina, aumentando así su efecto en las articulaciones. Finalmente, en muchas mujeres, el dolor articular relacionado con el embarazo también se asocia con aumentos de las concentraciones de otras hormonas como el estradiol y la progesterona.

Factores biomecánicos

No podemos separar los factores hormonales y biomecánicos si queremos comprender cómo actúan sobre el organismo durante el embarazo. A medida que la laxitud de los ligamentos aumenta por la acción hormonal se producen cambios biomecánicos en articulaciones importantes para el reparto de la carga y la salud de nuestra espalda como la sínfisis púbica o la articulación sacroiliaca. Las alteraciones biomecánicas de estas articulaciones  pueden disminuir la capacidad de transmisión de carga y aumentar las fuerzas de cizalla produciendo dolor.

dolor de espalda y ciática durante el embarazo

Por otra parte, el aumento de peso de la embarazada se concentra principalmente en el abdomen.  Como resultado, se producen compensaciones posturales que frecuentemente culminan en el desarrollo de lumbalgia. Los desequilibrios musculares creados por el debilitamiento de los abdominales, la hiperlordosis compensatoria y el desplazamiento del centro de gravedad hacia delante culminan en un aumento de carga en la musculatura de la columna lumbar y provocando una mayor carga sobre los ligamentos ya laxos. Además, el propio peso extra sobre la columna provoca la compresión de los discos intervertebrales lo que también puede contribuir al dolor lumbar y la ciática durante el embarazo.

¿Qué podemos hacer?

El ejercicio es beneficioso en aquellas mujeres con dolor lumbar y ciática durante el embarazo. Los programas de ejercicio deben incorporar actividad aeróbica, equilibrio, fortalecimiento de la musculatura del tronco y ejercicios de estabilización lumbopélvica. Todo ello resulta seguro para la madre y el feto y presenta grandes beneficios sobre el dolor, la discapacidad y las bajas laborales.


Casagrande, D., Gugala, Z., Clark, S. M., & Lindsey, R. W. (2015). Low back pain and pelvic girdle pain in pregnancy. JAAOS-Journal of the American Academy of Orthopaedic Surgeons23(9), 539-549.
Sehmbi, H., D’Souza, R., & Bhatia, A. (2017). Low back pain in pregnancy: investigations, management, and role of neuraxial analgesia and anaesthesia: a systematic review. Gynecologic and obstetric investigation82(5), 417-436.
Vermani, E., Mittal, R., & Weeks, A. (2010). Pelvic girdle pain and low back pain in pregnancy: a review. Pain Practice10(1), 60-71.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir...