fbpx

El sistema nervioso central es un complejo sistema formado por el encéfalo y la médula espinal que tiene interesantes propiedades entre las que se encuentra la neuroplasticidad. Este mecanismo se refiere a la capacidad de las neuronas de adaptarse y producir cambios físicos y funcionales como respuesta a información del entorno, de nuestra propia conducta y de nuestras experiencias entre otros factores. Por tanto es una capacidad que permite la adaptación constante del organismo y su supervivencia.

Neuroplasticidad y dolor de espalda

Aunque la neuroplasticidad tiene características positivas (adaptativas), estos cambios también pueden ser maladaptativos (negativos) como ocurre en personas con dolor lumbar de tipo crónico.  Se han encontrado cambios neuronales a nivel estructural en personas con dolor lumbar crónico, pero además la organización y actividad neuronal también se ven afectadas:

  • Se produce una reducción en el volumen total de sustancia gris en regiones específicas del cerebro.
  • La actividad en reposo se altera si la comparamos con personas sanas.
  • Disminuye la actividad de las regiones encargadas del control de los mecanismos analgésicos.
  • Aumenta la activación de un conjunto de regiones denominadas como “matriz del dolor” encargadas del control activo del dolor.
  • Se altera la conectividad entre diferentes regiones cerebrales
Neuroplasticidad sistema nervioso
Diferencias de activación entre un cerebro de una persona sana y una con dolor crónico.

En resumen, debido a neuroplasticidad, las personas con dolor lumbar crónico muestran diferencias estructurales en áreas corticales y subcorticales específicas así como una conectividad y activación neuronal alterada lo que evidencia un procesamiento del dolor disregulado.  Es decir, se produce una mayor excitabilidad del sistema nervioso central ante el dolor.

¿Pueden revertirse estos cambios?

Siguiendo la teoría de la neuroplasticidad, el sistema nervioso podría volver a adaptarse (positivamente) y reducir su excitabilidad ante el dolor. ¿Es esto posible? ¿Cómo lo conseguimos?

La respuesta es mediante el ejercicio adecuado. Las investigaciones han empezado a mostrar que la terapia mediante ejercicio puede provocar cambios cerebrales específicos beneficiosos como el aumento de la materia gris, mejoras en la conectividad funcional, regulación de la actividad neuronal en reposo y normalización de la actividad cerebral.

Por tanto, el ejercicio es capaz de revertir los cambios tanto estructurales como  funcionales en las áreas específicas del cerebro relacionadas con el dolor de espalda crónico. Esto mejorará el dolor y la funcionalidad del paciente.

Kregel, J., Meeus, M., Malfliet, A., Dolphens, M., Danneels, L., Nijs, J., & Cagnie, B. (2015, October). Structural and functional brain abnormalities in chronic low back pain: A systematic review☆. In Seminars in arthritis and rheumatism (Vol. 45, No. 2, pp. 229-237). WB Saunders.
Kregel, J., Coppieters, I., De Pauw, R., Malfliet, A., Danneels, L., Nijs, J., … & Meeus, M. (2017). Does conservative treatment change the brain in patients with chronic musculoskeletal pain?: a systematic review. Pain Physician20(3), 139-154.
Malfliet, A., Kregel, J., Coppieters, I., De Pauw, R., Meeus, M., Roussel, N., … & Nijs, J. (2018). Effect of pain neuroscience education combined with cognition-targeted motor control training on chronic spinal pain: a randomized clinical trial. JAMA neurology75(7), 808-817.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir...