fbpx

La cirugía de fusión vertebral es la opción quirúrgica más frecuente para el tratamiento de patologías de la columna como hernias discales o espondilolistesis. Tradicionalmente la fase de rehabilitación de la cirugía de espalda comienza tras la operación. Sin embargo, el periodo anterior a la misma también resulta una excelente oportunidad para preparar al paciente con el objetivo de conseguir un mejor resultado de la cirugía y una recuperación posterior óptima.

El proceso de rehabilitación

El mejor protocolo a seguir en estas fases de la rehabilitación se basará en: las características del paciente y de la intervención, por lo que no existen unas directrices unificadas para la fase pre y postoperatoria. Sin embargo, sí que existen una serie de pautas aceptadas que incorporan principios de recuperación importantes tales como:

– Mantenerse activo a pesar del dolor. Los beneficios de permanecer físicamente activo son múltiples. Además de sus beneficios generales para la salud, la actividad física adecuada tiene un efecto analgésico. El 52% de los pacientes que deciden someterse a una cirugía y han experimentado dolor durante años no son capaces de caminar un kilómetro. Además, el reposo excesivo tras la intervención incrementa el riesgo de que el dolor se prolongue.

rehabilitación actividad

– Educar al paciente. El estado psicológico previo a la cirugía también es un importante predictor del dolor y de la capacidad funcional después de la cirugía lumbar. Actitudes catastróficas hacia el dolor, expectativas negativas en cuanto a los resultados y malas estrategias a la hora de afrontar el miedo, combinadas con la falta de movimiento llevan inevitablemente a una peor recuperación e incluso a la cronificación del dolor. Algunos estudios muestran que más del 70% de pacientes con dolor lumbar crónico tienen miedo a realizar movimientos.

rehabilitación educación

– Llevar a cabo una terapia de ejercicios supervisados. Un programa de entrenamiento individualizado en los periodos pre y postoperatorio que se centre en el aumento de la fuerza de la musculatura de la espalda, así como en el acondicionamiento cardiovascular supondrá una recuperación más rápida y una mejor funcionalidad.

rehabilitacion física

Resultados de la Búsqueda: 2 Preparación y rehabilitación de la cirugía de espalda
  1. Que tal mi nombre es José Luis tengo 25 años , llevo casi 3 meses de operado de espondilolistesis, (artrodesis) en L5 S1.
    Actualmente estoy en rehabilitación y aunque he presentado una mejoría en movimiento, tengo muchos altibajos, pues hay días que me siento bien y hay días de muchas molestias con el movimiento.
    ¿Quisiera saber si es normal, algún día podré llevar una vida normal (sin molestias) ?

    Otra duda que tengo es un pequeño dilema, pues el Neurocirujano me recomienda ir a la piscina a practicar el estilo Croll para el fortalecimiento de la espalda, por otro lado la terapeuta me indicó que después de la artrodesis, ciertas actividades quedarán limitadas de por vida y nadar es una de ellas, pues según me explica si nado, existe el riesgo de que con el movimiento de la espalda pueda ocasionar hernias discales en las cervicales.
    mi duda concreta es ¿ Debo o no debo nadar?

    Espero puedan orientarme, De antemano Gracias.

    • Hola José Luis, la recuperación de una intervención de esas características es un proceso largo en el que puede que sigas notando dolor. Por tanto, lo que nos comentas puede ser parte normal de la recuperación, no obstante te aconsejamos que le comentes estas dudas a tu médico para que pueda orientarte de la mejor forma posible. En cuanto a la natación, te recomendamos que leas la entrada: «Natación para el dolor de espalda y cuello«


[Arriba]

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir...