fbpx

En el tratamiento de la escoliosis existen dos líneas de actuación principales: la conservadora y la quirúrgica. La elección de una u otra debe ser cuidadosamente analizada teniendo en cuenta numerosos factores entre los que destaca el tamaño de la curva. Sin embargo, es necesario atender a otras circunstancias como: la probabilidad de la progresión de la deformidad, la localización de la curvatura de la columna, el estado de desarrollo del individuo, la motivación y la conformidad del paciente con el tratamiento.

Tratamiento quirúrgico de la escolisis

La fusión vertebral es el tratamiento quirúrgico de la escoliosis más habitual. A pesar de su eficacia en el control del aumento de las curvas, se ha demostrado que presenta un importante impacto psicológico en el adolescente causando también considerables limitaciones funcionales. Existen multitud de factores a tener en cuenta en la toma de decisiones, por tanto, los casos deben ser analizados en profundidad de forma individualizada con el fin de determinar el tratamiento más adecuado.

Tratamiento conservador de la escoliosis

El tratamiento conservador consta principalmente de realización de terapia física y uso de corsé. La utilización de corsé permite la aplicación de fuerzas correctivas externas al tronco. Existen varios tipos de corsé pudiendo ser rígidos o elásticos y su tiempo de utilización diario puede variar aunque por lo general se recomienda su uso casi todo el día.

Por otra parte, la terapia física aplicada a pacientes con escoliosis no puede limitarse a ejercicios genéricos, sino programas de ejercicio específico adaptados a cada paciente de forma individual. Un programa físico específico para la escoliosis debe incorporar ejercicios correctivos posturales, entrenamiento respiratorio, y entrenamiento neuromuscular.

weight-loss-1207556_960_720
Según una reciente revisión la realización adecuada de ejercicios específicos para la escoliosis puede resultar eficaz en el cumplimiento de los siguientes objetivos:

  • Reducir la progresión de las curvas tanto en adultos como en adolescentes
  • Reducir de los ángulos de las curvas.
  • Reducir la prescripción de corsé.
  • Mejorar la postura incluso durante la aplicación de la corsé
  • Aumentas la función respiratoria
  • Reducir la asimetría de la columna
  • Mejorar los desequilibrios musculares
  • Reducir el estrés
  • Reducir el dolor

Cabe destacar que no existe consenso en la literatura científica acerca de la efectividad de un tratamiento conservador sobre el otro. Sin embargo, se ha observado que la combinación de ambos presenta mejores resultados que el tratamiento aislado con uno de ellos.

Independientemente de la opción de tratamiento escogida se hace necesario adoptar medidas ya que, si la escoliosis alcanza una desviación de 30º al final de la etapa de crecimiento, el riesgo de problemas en la edad adulta aumenta significativamente (dolor, limitaciones funcionales, incapacidad…).

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir...