fbpx
tratamiento para la estenosis

La elección del tratamiento para la estenosis de canal debe basarse en la interpretación de la combinación de los síntomas y signos del paciente, la historia médica, un completo examen físico y, finalmente, los hallazgos de las pruebas de imagen.

Aproximadamente un tercio de la población de edad avanzada manifiesta estenosis de canal en las pruebas radiológicas pero no presenta síntomas. Esto es debido a que si no se produce compresión medular, la estenosis no provocará dolor. Para los casos de estenosis que presentan síntomas existen multitud de opciones terapéuticas.

Tratamiento para la estenosis de canal

Los tratamientos quirúrgicos más habituales son la fusión vertebral y la cirugía descompresiva. En cuanto a las opciones conservadoras, las recomendaciones actuales indican principalmente la aplicación de terapia física, terapia manual y medicación. En concreto el ejercicio terapéutico puede aportar numerosos beneficios al proceso. Un programa de entrenamiento para la estenosis de canal deberá estar basado en ejercicios de flexión lumbar que aumenten las dimensiones del canal medular, estiramientos, ejercicios de movilidad, entrenamiento de la marcha o en bici estática y educación postural.

Tratamiento quirúrgico vs. conservador

Los últimos datos disponibles muestran que no existe, actualmente, evidencia científica suficiente para recomendar un tipo de tratamiento sobre otro. Es decir, no se han encontrado beneficios claros de uno respecto al otro.

Por un lado, las técnicas quirúrgicas presentan un porcentaje del 60% al 80% de pacientes satisfechos. Sin embargo, cabe destacar que existe la posibilidad de padecer efectos secundarios derivados de la intervención. Además, también se ha observado que, pasados unos años de la cirugía, los síntomas pueden volver y una segunda intervención puede ser necesaria en un porcentaje de los pacientes. Finalmente existe un reducido número de pacientes que no encuentran mejoría ni empeoramiento tras la cirugía.

Por el contrario, con la aplicación del tratamiento conservador no se observan efectos secundarios a pesar de mostrarse efectivo. Además, dentro de los tratamientos conservadores, la inclusión del ejercicio se ha visto beneficiosa en la mejora de los síntomas, reduciendo en un gran porcentaje de casos la necesidad de cirugía. En todo caso, la aplicación de un programa de tratamiento conservador siempre mejorará la evolución de un tratamiento quirúrgico posterior.

En resumen, las opciones disponibles para el manejo de la estenosis de canal son múltiples. Sin embargo, una vez analizados todos los factores y antes de considerar el tratamiento quirúrgico, deben ser valoradas las opciones conservadoras evitando los riesgos que la intervención conlleva.


Zaina, F., Tomkins‐Lane, C., Carragee, E., & Negrini, S. (2016). Surgical versus non‐surgical treatment for lumbar spinal stenosis. The Cochrane Library.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir...