fbpx

En cada uno de los niveles vertebrales de nuestra columna la médula espinal se prolonga dando lugar a las raíces nerviosas. Cada raíz nerviosa originada en nuestra médula se encarga de inervar una cierta área de la piel. Las áreas cutáneas inervadas por un mismo nervio se denominan dermatomas. La raíz nerviosa de un dermatoma concreto recoge los estímulos sensitivos de esa área de la piel. Sensaciones como dolor, entumecimiento, ardor y sensibilidad en un área cutánea son síntomas a menudo provocados por la afectación de la raíz nerviosa correspondiente.

De la misma forma que una raiz nerviosa inerva una zona cutánea también lo hace con un grupo de músculos en concreto. El conjunto de músculos inervados por una raíz nerviosa se conoce como miotoma. La raíz nerviosa de un miotoma determinado manda señales motoras a unos músculos en concreto. Por tanto, la afectación de un nervio también podrá provocar pérdida de las funciones de los músculos que inerva (debilidad, falta de movilidad, etc.).

Aplicación práctica de los dermatomas y miotomas

Las afectaciones anteriormente mencionadas pueden ser debida a múltiples causas. Puede existir una alteración estructural en la columna vertebral que la provoque (hernia, protrusion, espondilolistesis, estenosis, etc). En este caso, dependiendo del nivel en el que esté comprimido el nervio, los síntomas se producirán en una u otra zona del cuerpo. Un ejemplo es la llamada ciática. El nérvio ciático se origina de las raices L4, L5, S1 y S2. Por tanto, producirá dolor en la zona lumbar, glúteos, o diversas partes de la pierna y el pie como podemos ver en la imagen.

Sin embargo, el nervio puede verse afectado en cualquier otro punto de su trayecto, no necesariamente en la columna vertebral. Siguiendo con el ejemplo anterior, el nérvio ciático en su paso por la zona glútea transcurre próximo al músculo piramidal. Por tanto, una alteración de este músculo puede comprimir o irritar las estructuras que tiene a su alrededor entre las que se encuentra el nérvio ciático provocando síntomas en la zona lumbar, glúteos o piernas similares a los descritos antes.

Una completa exploración física basada en el conocimiento de dermatomas y miotomas resulta un excepcional instrumento diagnóstico para precisar la verdadera causa de las alteraciones neurológicas.


Resultados de la Búsqueda: 5 Dermatomas y miotomas
  1. el dermatoma s4 esta mal ubicado, para nada tiene que hacer en la porción lateral de tobillo, tache y nos para nada confiable tu fuente

  2. Hola hacia mucho tiempo necesitaba esta informacion 🙁 al fin voy a poder terminar el trabajo del semestre muchas gracias T.T

  3. Excelente explicativo.Soy docente de ciencias morfológicas y da tristeza que muchos colegas ni siquiera diferencian entre dermatoma y miotoma.


[Arriba]

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir...