En cada posición que adoptamos y en cada movimiento que realizamos ejercemos presión sobre los discos intervertebrales. Como ya demostró el profesor Nachemson en los años 70, incluso cuando estamos tumbados relajadamente nuestros discos se ven sometidos a una presión constante. En la imagen que os mostramos se pueden ver representadas las presiones sobre nuestros discos intervertebrales en función de la posición y las variaciones de la misma.

Dibujo

En nuestra vida cotidiana (trabajo, ocio, etc.) adoptamos estas posturas durante largos periodos de tiempo o realizamos importantes esfuerzos manejando cargas. Como ya comentamos en entradas anteriores, los discos intervertebrales requieren de la adecuada concentración de agua para llevar a cabo sus funciones. Si tomamos como referencia la postura erguida, podemos establecer que, aquellas acciones en la que las presiones sean menores, favorecerán la rehidratación del disco, sin embargo, las que se encuentren por encima acelerarán el proceso de deshidratación del mismo.

Acciones para aliviar la presión sobre los discos intervertebrales

Es por ello, por lo que la higiene postural y la ergonomía adquieren un papel importante a la hora de realizar nuestras actividades diarias de forma más segura disminuyendo las cargas sobre nuestra columna. El seguimiento de las normas básicas de higiene postural y el mantenimiento de nuestra musculatura en un estado óptimo evitará la aparición de problemas derivados del exceso de carga sobre nuestros discos.

Por otra parte, el mantenimiento una musculatura del tronco fuerte y resistente que sea capaz de absorber y repartir de forma óptima las cargas sobre nuestra columna reducirá la presión sobre nuestros discos asegurando la estabilidad de las articulaciones vertebrales.  De esta forma podremos prevenir en mayor medida la aparición de hernias, protrusiones y demás patologías del raquis.


Nachemson AL, Waddell G & Norlund AI. Epidemiology of neck and low back pain. In Nachemson AL & Jonsson E (eds.) Neck and Back Pain: The Scientific Evidence of Causes, Diagnosis and Treatment. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins, 2000, pp. 165–188
Resultados de la Búsqueda: 2 Presión sobre los discos intervertebrales
  1. ya siendo comprobado protruciones de discos l4 y l5 y l5 y s1 cual el el mejor procedimiento para evitar dolores y posibles degeneraciones de mas discos y si existe un remedio o complemento para regenerar algo los discos degenerados.


[Arriba]

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir...